EL VUELO DEL COLIBRÍ_ RELATOS

sábado, 30 de junio de 2012

MI DESTINO






Siento el pulso de un  instante en la orilla de mi existencia, donde la vida no es mas que un soplo etéreo que se desvanece en un abrir y cerrar de ojos. 

A veces me pregunto si es cierto que el destino está escrito, si cada uno de nosotros lleva su propio hado predestinado ¿habría alguna posibilidad de  de eludir su rumbo?

Si hubiese habido algún modo de esquivarlo, quizás lo hubiese encontrado, pero el azar me llevo hasta ese punto exacto de la vida, en el cual, eres tu mismo el que mas apuestas lleva, de una ruleta que gira y gira hasta que se apodera totalmente de tu fortuna.
Ajena a mi suerte anduve distraída, viviendo mi propia existencia como cualquier mortal.

Cierto día, un aguacero imponente me sorprendió durante el trayecto del trabajo a casa. Fue impresionante, aunque mis recuerdos de aquellos acontecimientos no son demasiados cristalinos, pero los retengo en mi memoria como con un halo de incertidumbre, seguido de un instante de sosiego.

Después de aquello me convertí en un ser enigmático, recuerdo que a veces me solía distraer observando las estrellas, me transmitían tanta paz. La soledad a veces es tan seductora, suele darte la oportunidad de abstraerte, de conocer tu propio yo dejando aislado todo lo que te rodea.

Pero yo sentía que aún tenía tiempo, tiempo para vivir, tiempo para el amor y tiempo para seguir meditando bajo las estrellas.

A raíz de aquellos acontecimientos comencé  á sospechar que en algún punto de mi camino había extraviado algo importante, no sabía muy bien que, pero la impresión de que algo me faltaba no me abandonaba.

 Mi destino parecía no ser muy lisonjero, aunque mi estrella brillaba en la oscuridad con más fulgor que nunca. Impuso su propio mandamiento dejando caer sobre mí, la incertidumbre más innoble.

Busqué y busqué sin hallar nada que me aliviara esa extraña sensación.
Seguí meditando bajo mantos de estrellas, seguí pensando en mi realidad sumergida en mi propio mundo.  Pero transcurrió el tiempo y fui descubriendo que aquello que yo creía cierto, no era más que un extraño y abismal espejismo dentro en un universo forjado por quimeras. Era mi propio karma burlando a la realidad y  yo permanecía absorta dentro de un círculo vicioso entre dos mundos, el de lo hipotético y lo incuestionable.

Margary Gamboa



7 comentarios:

  1. Sí, el destino es asi, juega con nosotros y nos situa donde le parece sin preguntarnos que queremos hacer con nuestra vida.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, el destino es juguetón e imprevisible, y no podemos hacer nada puesto que estamos siempre a su merced.
      Gracias Elysa por tu visita.

      Un beso grande para ti.

      Eliminar
  2. No sé si creer en el destino, pero parece que sí, que estamos predestinados. Muchas de las cosas que nos suceden suelen tener un significado que no alcanzamos a comprender porque no siempre podemos controlarlas.

    Así se escribe. me ha gustado cómo has expuesto tu trabajo.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. No sé si creer en el destino, pero parece que sí, que estamos predestinados. Muchas de las cosas que nos suceden suelen tener un significado que no alcanzamos a comprender porque no siempre podemos controlarlas.

    Así se escribe. me ha gustado cómo has expuesto tu trabajo.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu amabilidad Teodoro, siempre es un placer verte por aquí, me encanta que me visites:

      Yo creo que si, que habrá que creer en él, ya que pienso que el destino es el único que lleva la voz cantante, hasta este gran escenario que es la vida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Es tan poético que al final se me escapan mucho las ideas que quieres transmitir. Interpreto que se trata de un personaje que en un momento se empapa de sentido y se para a pensar. En fin, es tu estilo, ya sabes a mí me gustan los relatos menos reflexivos. Besos, y a seguir escribiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier: Ya, ya lo se, que a ti no te gustan las prosas poéticas, y de los poemas ni hablamos, jajaja. Pero ya sabes que a mi me gusta peinar todos los flecos. Gracias de todas formas por haberte acercado hasta aquí dejando tu huella. A ver si meto un poco más la cabeza, en eso que te gusta a ti tanto y que por supuesto, eres un fenómeno, en los nanorelatos. Siempre que te leo me dejas con la boca abierta.
      Besos.

      Eliminar

LIBRO DE VISITAS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...