EL VUELO DEL COLIBRÍ_ RELATOS

domingo, 4 de noviembre de 2012

AMARGOR INSOPORTABLE


Abro los ojos y veo que la claridad se traspasa por algunas rendijas de la persiana. Vuelvo a cerrar los ojos. Me acurruco bajo el edredón y me dejó llevar por la desidia, pero enseguida prendo la luz de la lamparita para mirar el reloj. Lo sabía, ya son las ocho de la mañana, tengo la hora cogida y me despierto siempre a la misma hora.

Mantengo los ojos cerrados durante unos segundos, estoy tan cómoda y adormecida. Lucho por no dormirme de nuevo, y noto como la babilla resbala por la comisura de mi boca. Es cuando más a gusto estoy, en esos minutos que le robo al tiempo en los que  me niego a cumplir con mi obligación, ovillada en mi camita, ignorando el dichoso reloj. Pero el día comienza y tengo responsabilidades que atender.

Prendo la luz de nuevo, todo está tan amodorrado como yo, hasta  la bombilla de la lamparita parece abúlica. Me restriego los ojos y entre desperezo y bostezo, me calzo las zapatillas. Levanto la persiana con cuidado; mi madre duerme en la habitación de al lado y no quiero despertarla. Entreabro una hoja de la ventana. Un día gris y ventoso. Se respira frescura mañanera. Me gusta. 

En un rincón de la plaza, los arriates floridos están encharcados. Me encantan esos días grisáceos y lluviosos, me parecen tan románticos y nostálgicos, espero que llueva otra vez.

Bajo a la cocina y preparo el café, enciendo la tele para ver las noticias. Otro día triste. Las noticias no son nada halagüeñas, el paro, los desahucios, los políticos enfrentados, la catástrofe del Huracán en Estados Unidos, y mas cerca aún, el desastre de Madrid Arena.
Siento angustia. Por mucha azúcar que le echo al café, tiene un amargor insoportable que no se le va. Cojo la taza y vierto el café por el fregadero, subo las escaleras  y me vuelvo a meter en la cama. Esta vez me quedaré aquí hasta que por lo menos, terminen las noticias.

Margary Gamboa.

2 comentarios:

  1. Pues aunque es duro, no es la actitud, aunque se meta en la cama, cuando se levante ahí seguiran esas noticias tan triste o quizás sean otras, pero hay que buscar la alegría aunque sea pensando: "estoy viva y la vida sigue rodando", no sé, agarrarse al optimismo como una lapa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Real como la vida misma...lo mejor volver a la cama...con tus letras haces que un día gris se convierta en agradable...te sigo más que ayer pero menos que mañana.

    ResponderEliminar

LIBRO DE VISITAS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...